El alcohol nos vuelve infieles y cariñosos

Muchas de las veces mientras más alcohol se consume, las personas tienden a actuar de una manera diferente a la normal, el hecho de ponerse más cariñosos, bipolares, e inclusive con mucha furia ante otras personas que no son de nuestro agrado.

Algo parece arrojar en un estudio realizado con ratones, conocido por ser monógamos, fueron "emborrachados" como se le conoce algunos países latinos cuando se ha bebido demasiado.

Se concluyo que "La embriaguez nos hace más sociables en las hembras mientras que los machos demuestran una tendencia de infidelidad",  el ratón de la pradera es uno de los animales más fieles que hay, pero el entrar en ese estado los cambia por completo.

El Oregon Health and Science University in Portland quiso avanzar más la investigación con algunos tragos (shots) de vodka, el estudio consistía en darles a los ratones algunos agua pura y otros agua con vodka, los ratones se quedaron solos por 24 horas, su sorpresa fue que todos los ratones estaban ebrios había tomado poco más de 12 gramos por cada Kilo de su peso corporal, pero esto no los llevo a tropiezos, mareos o desmayos, estos ratones fueron intercambiados con otros que no estaban en esa situación, demostrando que se habían apareado en 24 horas en una misma frecuencia que los sobrios, pero intercambiando con otra pareja más seguido.

Las hembras les gustaba interactuar con su anterior pareja que a la que les habían presentado recientemente, el comportamiento se explico en que los ratones fueron afectados por el alcohol en sus sistemas neuropeptidos que influyen en las relaciones sociales, las hembras estando en estado de embriaguez suelen estrechar el lazo con una pareja conocida, mientras que los machos hacen lo contrario.

Fuente: 1
    Disqus
    Facebook