Tienes miedo a perder el celular, podrías padecer NOMOFOBIA

Samsung Galazy Note
Lo más seguro es que nuestros padres y abuelos nunca la hayan padecido, sin embargo puede que tú, tus amigos y conocidos tengan una gran dosis de esta fobia, esto según los datos lanzados en una encuesta realizada por SecurEnvoy en Gran Bretaña, al demostrar que 7 de cada 10 personas la padece.

Según la definición oficial de nomofobia, ésta es el miedo irracional a salir de casa sin un teléfono móvil. Proviene de la abreviatura “no mobile phone phobia (miedo a no tener el teléfono móvil)”.

Sabes que perteneces a este grupo si el simple hecho de salir de casa y olvidar el teléfono móvil se convierte un caos, entras en preocupación, ansiedad y te sientes incomodo o desconectado del mundo, llegando incluso, a regresarte por él, aunque esto pueda implicar que llegues tarde a donde te dirigías.

Este padecimiento aumentó un 13% en los últimos 4 años, principalmente por la aparición de los smartphones, ya que más que usar el teléfono para llamadas, mensajes o simplemente checar la hora, la ansiedad se desata al estar separado de la conectividad que te proveen estos teléfonos inteligentes.

"El primer estudio sobre nomofobia, realizado hace cuatro años, reveló que el 53% de la población inglesa sufría de esta condición y nuestro más reciente estudio revela que esta cifra aumentó a 66% y no se ven signos de disminución", dijo Andy Kemsahll, cofundadora de SecurEnvoy, en el blog de la empresa.

La encuesta llevada a cabo a mil personas, mostró que 7 de cada 10 tienen síntomas de este padecimiento. Las más adictivas son las mujeres al sufrirlo el 70% de las encuestadas, mientras en los hombres ocupó el 61%. Dando un giro radical, al ser los hombres más propensos a esta fobia tan sólo en 2008.

SecurEvory citó en su comunicado un estudio reciente del Instituto de la Información de Helsinki, que muestra que los usuarios de telefonía móvil suelen revisar en promedio de 34 veces al día su celular.

Lo más propensos son el sector joven, de entre 18 y 24 años, seguidos de los adultos jóvenes entre 25 y 34 años. Sorprendentemente, el grupo que le sigue son los adultos mayores de 55 años. Y tú ¿eres nomofobico?
Fuente: 1
    Disqus
    Facebook