¿Qué es la Agorafobia?

Este padecimiento o enfermedad consiste en el miedo a lugares donde no se puede recibir ayuda por temor a sufrir una crisis de pánico.

Entre los miedos de un Agorofobico están el miedo a vivir una crisis, a desmayarse, a sufrir un infarto, a perder el control, a hacer el ridículo, etc.

El Agorofobico se da cuenta de este padecimiento cuando presenta algunas de las siguientes sensaciones: Taquicardia, Ráfagas de calor/frío, Temblores, Ahogo o falta de aire, Hiperventilación, Mareo, Vértigo, Sensación de irrealidad, Dolor u opresión en pecho, Calor, Sudor, Sofoco, Fatiga o cansancio, Náuseas, Dificultad para tragar, Sensaciones en el estómago (como mariposas en la panza), Visión borrosa o sensación de ver luces, Pinchazos, Calambres, Entumecimiento, Tensión, Piernas débiles, Pérdida de sensibilidad, Palidez, Sensación de orinar o evacuar, entre otros.

Pero como surge este pánico

1- Ataque de pánico en una situación agorafóbica. Este es un ataque de modo previsible provocado por el estímulo externo (lugar), ya que la persona ha tenido ataques en la misma situación y cree que hay muchas posibilidades de sufrirlo nuevamente, lo cual hace que aumente su temor, y al final termina teniendo el ataque. Generalmente la persona estimula su miedo inconscientemente, sugestionándose al momento de estar en tal situación, por la que se ve obligado a huir del lugar.
2- Ataque de pánico previsible en una situación segura. Este ataque surge a raíz de estar muy activado emocionalmente, ya sea por alegría, estrés, tristeza, enfado o preocupación, sin importar si se está en una situación donde la persona se sienta segura. El miedo aumenta al sentir que no se puede tener un control repentino para cortar las emociones y regresar a la normalidad.
3- Ataque de pánico imprevisible en una situación segura. En este caso, el pánico sucede cuando la persona se encuentra en un sitio catalogado por ella misma como “seguro” o de “antipánico” y su estímulo disparador es interno. De pronto y sin previo aviso el cuerpo toma ciertas funciones fisiológicas o cambios corporales vitales que hacen que la persona los malinterprete con pensamientos catastróficos (autovigilancia), produciendo una gran cantidad de ansiedad y al final termina con el ataque. Estos cambios se producen ya sea por el ambiente (calor/frío), por esfuerzo físico o ejercicio, digestión, cansancio o enfermedad.
4- Ataque de pánico por anticipación. Aquí la persona asegura que sufrirá un ataque si es expuesta al estímulo disparador de ansiedad, lo cual hace que sufra el ataque aún sin antes haber sido expuesta al estímulo. Esto sucede debido a que la persona siente ansiedad momentos antes de su exposición, por lo que se anticipa a ella momentos antes de enfrentarse, su ansiedad es tal, que culmina en lo que intenta evitar, pánico.
    Disqus
    Facebook